0

Carrito

La comunicación interna es una herramienta estratégica muy importante para conseguir el éxito de las organizaciones.

Todas las instituciones, empresas y organizaciones están compuestas por personas y es muy importante que exista una comunicación entre todas ellas. Hoy te explicamos las 5 claves de la comunicación interna.

¿Qué es la comunicación interna?

Este tipo de comunicación nace como respuesta a la necesidad de las compañías de motivar a su equipo de profesionales en un entorno empresarial donde hay constantes cambios.

La comunicación interna es una herramienta que fomenta el diálogo interno como soporte para lograr una mejor relación de los profesionales que conforman una empresa. Así los profesionales pueden conocer qué pretende la empresa en la que trabajan y cuáles son los valores que la diferencian. De la misma forma la comunicación interna permite que los empleados se sientan escuchados y partícipes desde su puesto de trabajo en las tareas de la compañía.

Este tipo de comunicación es vital en las empresas y se está convirtiendo en uno de los grandes retos profesionales del siglo XXI.

Las empresas deben saber motivar a su equipo humano para alcanzar los objetivos de una forma óptima e inculcarles una cultura corporativa para que se sientan identificados con la organización y desarrollen lealtad hacia la misma.

La comunicación interna potencia el sentimiento de pertenencia de los empleados a la compañía.

El equipo humano de una organización debe sentirse a gusto e integrado dentro de una organización. Esto solo es posible si los trabajadores están informados, y conocen la filosofía, la estrategia y los valores de la empresa.

Para conseguir todo esto identificamos una serie de aspectos que es necesario tener en cuenta en la comunicación interna.

Las 5 claves de la comunicación interna

  1. Bidireccionalidad: muchas empresas comenten el error de gestionar su comunicación de manera unidireccional, donde los trabajadores son objetos pasivos y solo reciben mensajes pero no aportan nada. La comunicación interna es efectiva cuando no es jerárquica, sino bidireccional. Cuando los dos extremos (jefes y empleados) pueden dar y recibir información.

La información es la simple transmisión de mensajes mientras que la comunicación consiste en poder proporcionar una respuesta a estos mensajes.

  1. Canales: la comunicación interna debe ser estratégica y para ello debe valerse de canales que se utilicen de una manera correcta según la información que se quiera transmitir.
  1. Mensajes: la buena relación de la compañía se basa en la comunicación, por ello es necesario establecer un mapa de mensajes para saber qué se quiere decir y cómo decirlo.
  1. Equipo: es el aspecto más importante. La comunicación interna busca construir un equipo sólido, coordinado y cohesionado que se fundamente en los valores corporativos y tome a la empresa como una referencia.
  1. Key people: En cada sección, departamento o plantilla debe haber una figura de coordinación o mando. Esta persona tiene que saber detectar, escuchar y transmitir los diferentes mensajes que existan dentro del equipo.

Los mejores embajadores de una empresa son sus empleados.

Cada compañía busca comunicar sus valores al público mediante diferentes vías, pero en ocasiones olvida que es fundamental transmitírselos a sus empleados.

La comunicación interna se aprende, se entrena y se disfruta. En nuestra tienda online encontrarás las mejores herramientas para realizar dinámicas de comunicación en equipo . ¡Visítala!

Deja una respuesta