0

Carrito

Las agendas son la herramienta perfecta para comenzar el año. No solo son útiles y tienen diseños bonitos, además son muy prácticas cuando se trata de organizar las tareas y ser productivos.

Las agendas son estupendas tanto si trabajas en una oficina como si teletrabajas desde casa, y es que en ambos casos, siempre es importante gestionar el tiempo y dar prioridad a aquellas tareas que son más urgentes, sin dejar abandonadas el resto.

Una agenda es mucho más que un cuaderno calendarizado en el que anotar fechas importantes o tareas, este objeto de papelería es una herramienta muy útil a la hora de gestionar el tiempo. Y, con tareas bien organizadas, más tiempo libre de calidad tendrás para dedicar a tu persona o a los tuyos.

¿Necesitas motivos de peso para convencerte de ello? Pues anota.

Razones para tener agenda

  • Evitas descuidos y olvidos: Si no lo ves no existe… Si apuntas tus tareas, fechas de entrega y otras cosas importantes en la agenda nunca te olvidarás de ellas. Cuando abres la agenda y ves las cosas pendientes, te sientes con la obligación de finalizar esas tareas y te pones manos a la obra.
  • Evitas la procrastinación: ¿Y a qué se refiere esta extraña palabra? Pues aunque no lo creas seguro que la conoces más de lo que piensas. La procrastinación es el popular «Luego lo hago» o «Más tarde me pongo con eso» y al final lo vas dejando. Con las agendas evitas que esto pase, ya que puedes ver las fechas de entrega de cada trabajo o presentación.
  • Ayuda a priorizar tareas: Con todo apuntado en tu agenda puedes valorar qué tareas son las más prioritarias y cuáles son las que pueden llevarte más tiempo. De esta forma eres consciente tanto de las obligaciones como del tiempo que dispones.
  • Ayuda a planificar el tiempo: El día tiene 24h y, por mucho que queramos, no puede estirarse. Tener una agenda te ayuda a estructurar tu día y a planificar cómo vas a distribuir tus horas, o lo que es lo mismo, cuánto tiempo vas a dedicar a cada tarea.
  • Aumenta la productividad: Esta ventaja está directamente relacionada con la anterior. Y es que si decides cuánto tiempo vas a dedicar a una tarea, más te concentras en terminarla y más productivo eres.
  • Ahorrarás tiempo y energía: tenerlo todo apuntado y organizado te facilitará tu día a día, ya que no tendrás que perder tiempo ni energía en pensar que tienes que hacer hoy.

¿Qué te han parecido estas razones? Sin duda son razones de peso para empezar el año con una agenda nueva.

Hay quienes optan por una agenda digital y, otros, por una de toda la vida. Las digitales están bien, pero nosotros apostamos por las agendas de papel.

Cuando escribes de tu puño y letra qué tienes que hacer y qué no puedes olvidar, tomas más conciencia de lo que haces y lo que no. Igual ocurre cuando modificas alguna fecha o finalizas tareas; cuando está escrito en la agenda puedes ver marcado todo aquello que has cumplido y esto también sirve de motivación para terminar aquellas cosas pendientes.

La agenda digital puede servir como una herramienta complementaria. Una vez tienes todo organizado en tu agenda a papel, puedes pasarlo a tu agenda digital. Una vez lo tienes en tu agenda digital, lo puedes consultar en cualquier momento. El móvil lo llevamos siempre encima, en cambio, la agenda a papel no.

¿Te gustan los post de productividad y tips para un estilo de vida más organizado? En ese caso siempre puedes seguir nuestro blog.

Deja una respuesta