0

Carrito

Las empresas que se esfuerzan por cuidar a sus empleados y motivarles son más productivas y eficaces. Motivar a tu equipo es clave para alcanzar tus objetivos.

En cualquier empresa, negocio u organización es fundamental tener una plantilla de empleados motivada. Aplicando pequeñas pautas y teniendo en cuenta determinados factores los trabajadores se sentirán contentos y darán lo mejor de sí mismos en el trabajo. ¡Aprende a motivar a tu equipo!

Factores a tener en cuenta a la hora de motivar a tu equipo

  • Organización y estructura del trabajo

Contar con una estructura de trabajo bien organizada y estructurada aporta motivación, efectividad y eficiencia a los equipos. Además, tener una estructura de trabajo flexible aportará mayor rapidez a los empleados y a las acciones.

Empezar a estructurar y organizar el trabajo es el primer paso que hay que dar antes de ponerse a formar los equipos y trabajar. Si todavía no lo has hecho, tendrás que revalorar la forma de trabajo y cambiar lo que sea necesario para tener una organización óptima de los trabajos y trabajadores.

  • Tener en cuenta las opiniones

La opinión de todos los trabajadores es importante. En ocasiones puede ayudar a tomar determinadas decisiones y  aunque otras veces no, es importante que todos los miembros de un equipo sean tenidos en cuenta, participen y formen parte de los proyectos.

Tener en cuenta las opiniones de los trabajadores hace que todo el mundo se sienta valorado. No se trata de buscar la respuesta correcta o la que encaje con lo que se está pensando, se trata de animar a todos los empleados a que den su opinión y participen.

  • Contar con objetivos alcanzables y medibles

Los objetivos son fáciles o difíciles. Tienen que ser reales, alcanzables y medibles en el tiempo y estar bien definidos.  Además hay que apostar por el equipo, por su capacidad de lograr objetivos ambiciosos y no tener miedo de ir más allá.

Los objetivos ambiciosos motivan a los trabajadores y les llenan de satisfacción y orgullo cuando se alcanzan. Tener objetivos claros y alcanzables aumenta las ganas de los trabajadores de llegar a ellos y de esforzarse cada día por conseguirlo.

  • Tener en cuenta a los trabajadores

El trabajo es importante para las personas pero en muchas ocasiones no es su inquietud principal. Cada miembro del equipo tiene intereses y ambiciones fuera del trabajo por ello es vital tenerlas en cuenta.

Preocuparse por los empleados y ser empático con ellos aumentará la confianza de los mismos, haciéndoles sentir libres de contar sus problemas o intercambiar intereses con los demás miembros del equipo y con los jefes.

Las pautas de las que hemos hablado son muy importantes para motivar a tu equipo y lograr que se encuentre a gusto y confiado. Pero la motivación no es la única clave para lograr la productividad. La disciplina de los trabajadores y su dedicación en el trabajo es fundamental a la hora de evaluar los resultados.

Motivar a tu equipo te ayudará a conocer como se sienten y hacer que se encuentren lo mejor posible en su puesto de trabajo, valorados y queridos. Contribuyendo a su crecimiento como personas y profesionales.

Deja una respuesta