0

Carrito

¿Quieres convertirte en una persona más productiva? ¿No sabes si de verdad necesitas el método Getting Things Done?

Un método de organización te será de mucha utilidad si eres tú la persona que tiene control sobre tus actividades y tu trabajo. Es la herramienta ideal para convertirse en alguien productivo.

En nuestros post anteriores hemos hablado sobre qué es el GTD, y en qué consiste. Getting Things Done es un método de organización desarrollado por el sociólogo David Allen. Y su objetivo es establecer un sistema de productividad genérico para las personas.

Cuando las personas empiezan a interesarse por su productividad. Empiezan a descubrir los métodos de organización y se topan con el modelo GTD. Pero, ¿realmente necesitas este método de organización?

Son muchos los métodos de productividad existentes. Algunos de ellos son muy utilizados y reconocidos como: Autofocus, Zen to Done, Kanban, etc. Estos sistemas son muy útiles siempre que se utilicen en casos concretos y en personas concretas. Pero estas metodologías no son tan completas como Getting Things Done. Un método perfecto para poder gestionar adecuadamente todos los aspectos de la vida.

Al hablar de productividad, la mayoría de las personas recoge trucos, pautas y consejos que funcionan en otras personas para aplicarlo en ellos mismos. Estos consejos suelen funcionar pero lo hacen a corto plazo. Utilizar estos pequeños “trucos de productividad” no tiene porque mejorar la productividad, sino que puede hacer que no se aproveche el tiempo de la manera más eficaz posible.

Algunos de los consejos de productividad más utilizados:

  • Hacer listas de tareas
  • Centrarse en las cosas importantes, no en las urgentes
  • Trabajar en pequeños bloques de tiempo
  • No empezar una tarea hasta haber acabado otra

Estos consejos son buenos para organizarse, pero no ayudarán a aumentar la productividad si son usados de forma sistemática y sin ningún orden ni periodicidad.

El método GTD es el método de la productividad. Es el único que da las indicaciones esenciales para tener el control de todos los aspectos de la vida. Organiza el día a día, clasificando las tareas y acciones personales y profesionales siguiendo pequeñas pautas.

Si quieres aprender más sobre esta metodología, te recomendamos que consultes nuestros anteriores post. Y si quieres llevarla a cabo de una forma eficiente, no olvides visitar nuestra tienda online, donde podrás encontrar los mejores organizadores GTD.

¡Lleva la productividad a otro nivel!

Deja una respuesta