0

Carrito

El outdoor training es una dinámica idónea para todas aquellas empresas que buscan mejorar las motivaciones y relaciones de sus empleados.

Las compañías que realizan prácticas de team building con sus plantillas, generan fuertes vínculos entre sus empleados, evitan conflictos y disfrutan de un ambiente laboral idóneo.

El outdoor training es una práctica perfecta para realizar cuando se recupere la actividad laboral habitual.

El factor humano es uno de los factores más importantes en una empresa. Que los empleados de una plantilla estén motivados y contentos es fundamental para el desarrollo de sus tareas. Para conseguir esto es necesario realizar diferentes acciones con los mismos. El outdoor training, es una práctica que contiene diferentes actividades en espacios abiertos muy útiles para mejorar las capacidades y actitudes de los empleados y además, fomenta el trabajo en equipo y la comunicación interna.

La metodología outdoor training se basa en la formación experiencial, es decir, en la realización de actividades que creen experiencias y vivencias.

¿Qué es el outdoor training?

En el sentido literal de la palabra, es un entrenamiento exterior. Esta práctica se compone de una serie de actividades, realizadas al aire libre, que tienen como finalidad potenciar el talento, la iniciativa y las motivaciones de los equipos que forman una empresa. Este entrenamiento se desarrolla en torno a diferentes actividades, lúdicas o deportivas, como juegos, deportes exteriores, etc.

Las actividades de outdoor training pueden diseñarse a medida para cada empresa.

Esta metodología se basa en las vivencias. Gracias a estas actividades, los trabajadores pueden extraer conclusiones que les ayuden en diferentes ámbitos de su trabajo. En ellas los empleados pueden conocer sus fortalezas y debilidades y aplicarlas a su equipos.

El origen de esta técnica se encuentra en Estados Unidos y Gran Bretaña y se remonta a la II Guerra Mundial, donde los militares utilizaban diferentes métodos con sus pelotones y funcionarios para mejorar sus relaciones y su productividad.  Sus resultados fueron tan positivos que esta práctica se extendió y adaptó a otros ámbitos como el empresarial.

El outdoor training no es lo mismo que el team building. Aunque ambas sirven para reforzar el trabajo en equipo, las actividades outdoor tienen principalmente un carácter educativo.

Para realizar una dinámica de outdoor training efectiva, esta tendrá que estar adaptada y personalizada a las necesidades de la empresa y sus empleados. Es decir, las actividades tienen que realizarse definiendo previamente unos objetivos y unas finalidades para los mismos. Las actividades más efectivas tienen que abordar aspectos referentes a la competitividad, el liderazgo, el trabajo en equipo, etc. Además, definir el enclave donde se realizará el entrenamiento también es esencial para la organización de las actividades.

¿Qué beneficios tiene para tu empresa?

Esta práctica, cada vez empleada por más compañías, tiene muchos beneficios. El principal reside en la mejora de comunicación que se dará entre los empleados y equipos, que a su vez, repercute en su forma de trabajar. El outdoor training consigue que los trabajadores aprendan nuevas aptitudes y actitudes, mientras mejoran su empatía y asertividad. Del mismo modo estas actividades son idóneas para mejorar la motivación, la iniciativa y la confianza en el grupo. Participando en estas dinámicas, los empleados podrán desarrollar su capacidad de resolución de conflictos, de liderazgo y el compromiso de los trabajadores para con la empresa.

El outdoor training fomenta que las personas aprendan a través de sus propias experiencias.

¿Qué ventajas tiene el outdoor training?

  • Mejora las relaciones interpersonales

Las actividades se realizan en espacios completamente ajenos a la empresa, por lo que se fomenta el acercamiento de los trabajadores y la conversación sobre otros temas diferentes al trabajo.

  • Fomenta la diversión

Las realización de diversas actividades al aire libre permite que los trabajadores activen la adrenalina y la emoción. La diversión es un factor clave en la formación. Que los participantes disfruten de las actividades alimenta su motivación y fortalece las relaciones con la empresa.

  • Se trabajan los valores

El outdoor training se trabaja siguiendo los valores del deporte. Por ello, las dinámicas de juego por equipos se basan en los conceptos de superación, motivación, respeto, compromiso, etc. Estos valores aprendidos en el juego han de incorporarse en el trabajo diario.

  • Garantiza la consecución de objetivos

La selección del espacio y las actividades genera un gran impacto en los trabajadores. Las experiencias vivenciales y enriquecedoras despiertan nuevas actitudes en los participantes que estos aplicarán en su vida diaria y por tanto, en el ámbito laboral.

Apostando por el outdoor training, tus empleados se volverán más activos y resolutivos lo que se traducirá en mejores prácticas laborales, mejores relaciones personales y resultados positivos. Es una práctica perfecta para realizar cuando toda esta situación acabe y las empresas y sus equipos vuelvan a la normalidad.

Deja una respuesta